América Latina English Cambiar de región

Medios y documentación

BIONEST HA RECIBIDO 5 VECES EL PREMIO
A LAS TECHNOLOGY GREEN 15

Sistema de aguas residuales en Costa Rica

13 septiembre 2017

SOLUCIÓN MODULAR AYUDA A RESORT EN COSTA RICA

Un resort de camping de lujo en Costa Rica, necesitaba un avanzado sistema de aguas residuales, que debía ser prefabricado y transportado en barcazas a la isla, para operar en un ambiente natural sensible.

Por Allison Blodig

La construcción de un complejo de camping de lujo o glamping en la isla, totalmente respetuoso con el medio ambiente, en Costa Rica, sólo accesible por pequeñas embarcaciones y sin muelle o infraestructura centralizada, no es una hazaña fácil. Considerado como la "mejor experiencia de glamping", los huéspedes vienen durante todo el año al complejo para disfrutar de la cruda experiencia de una expedición de campamento en un ambiente natural, mientras disfrutan de las comodidades de un moderno complejo.

Para obtener la aprobación, para continuar con el desarrollo del complejo, los propietarios de Isla Chiquita necesitaban un sistema avanzado de tratamiento de aguas residuales de alto rendimiento que preservaría la isla protegida en el Golf de Nicoya. Aún más desafiante, es que el sistema tenía que ser prefabricado, transportado a la isla en botes pequeños, instalado sin concreto, e invisible para los huéspedes una vez instalado.

Finalmente, dado que la propiedad tiene una concesión de tiempo limitado de 99 años; con aproximadamente 50 años restantes, todas las instalaciones en el sitio deben ser removibles. En Costa Rica, todas las islas y playas son ahora de dominio público. Para los propietarios existentes, se otorgó un derecho de concesión de 99 años, con fuertes regulaciones relacionadas con cualquier cambio o mejoras en la propiedad. Estos incluyen que el propietario de la concesión se limita a mantener la infraestructura existente y sólo puede agregar la infraestructura removible pre-aprobada.

REGULACION SUPERVISORA

Varios organismos reguladores participaron en el proceso de aprobación del complejo. El Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE) gestiona y protege los recursos ambientales del país, así como coordina el tema energético del país. Gracias al trabajo realizado por el MINAE, Costa Rica está hoy entre los primeros lugares en el Índice de Desempeño Ambiental Mundial y es reconocido mundialmente por sus esfuerzos en conservación y desarrollo sostenible. Hoy más del 25% del área total de Costa Rica está bajo un régimen de protección; ya sean públicos o privados.

La Dirección de Gestión de la Calidad Ambiental (DIGECA), que forma parte del MINAE, supervisa las cuestiones de prevención de la contaminación y promueve la gestión ambiental (mediante mecanismos y reglamentaciones voluntarias) para garantizar que las actividades públicas y privadas, el trabajo y los proyectos estén enmarcados en una visión de desarrollo sostenible.

El Ministerio de Salud también supervisa la regulación de estos sistemas para proteger la salud pública, aprobando la ubicación, construcción y operación de todos los sistemas de tratamiento de aguas residuales en Costa Rica. El sistema Isla Chiquita fue requerido para cumplir con el decreto 39887-S-MINAE para la construcción; que también dicta un mínimo de 50 mg/l para la DBO y SST. Adicionalmente, se requirió que el efluente tratado fuera <30 mg/l de Grasas y Aceites y <150 mg/l de BQO. El sistema no puede exceder los 38 dB para el ruido ambiental y no se pueden percibir olores sépticos.

DESAFÍOS AMBIENTALES Y LOGÍSTICOS

El diseño modular del sistema de tratamiento de aguas residuales de Bionest Costa Rica, tiene un diseño de flujo de 9 m3/día. Debido a que la instalación de los sistemas se encuentra entre las tiendas de campaña y cerca del restaurante, era necesario que los componentes del sistema, fueran invisibles para los huéspedes del desarrollo. Adicionalmente, debido a la ubicación, el sistema debía operar silenciosamente y sin presencia de olores en ninguna parte del área.

Los tanques ensamblados con sus componentes; debían ser colocados en el sitio e instalados usando solamente fuerza humana. Además, el diseño debe soportar la variación en los flujos de descarga en el mismo, de un promedio de 70 por ciento durante la temporada alta a 40 o 50% durante la temporada baja.

El uso de tanques sépticos regulares para este sitio está prohibido por las regulaciones ambientales por lo que el diseño cuenta con dos sistemas modulares que incluyen una combinación de tecnología de bioreactores equipados con el Medio Fijo Bionest, instalados dentro de cuatro tanques de infiltrador IM-1060 y cuatro tanques de sedimentación IM-1060. No se incluyó el uso de concreto por regulación ambiental y los componentes del sistema fueron llevados por botes pequeños hasta la orilla y llevados a mano al sitio. Debido al limitado tiempo restante de la concesión para el proyecto en la isla y los desafíos de la entrega y localización en la isla, los tanques de concreto no eran una opción viable.

La tecnología Bionest está certificada según las normas NSF (National Sanitation Foundation) 40 y 245 para no exceder los promedios máximos de 25 mg/L del DBO, 30 mg/L de SST y una eliminación de 50% de Nitrógeno Total. También cuenta con la certificación BNQ (Clase III y V) para criterios más estrictos de efluentes medios de 15 mg/l de DBO, 15 mg/L de SST y desinfección de menos de 200 CFU de coliformes fecales. El producto también lleva la marca CE que demuestra que ha cumplido las directrices europeas sobre productos. Las regulaciones canadienses no se aplican en Costa Rica; sin embargo, Bionest decidió diseñar el sistema Isla Chiquita para cumplir con las regulaciones canadienses más estrictas.

TECNOLOGÍA SELECCIONADA

La tecnología utilizada es a base del proceso Medio Fijo para el adecuado tratamiento de las aguas residuales; el cual, es más robusto que otros tipos de tecnologías disponibles en el mercado, como la de lodos activados. La razón de este rendimiento superior, es que el medio fijo Bionest, proporciona una mayor cantidad de área de superficie, para el desarrollo de las bacterias digestoras, que tratan las aguas residuales, para tener contacto, vivir y crecer en todo el volumen efectivo de tanque. Esto permite que se desarrollen capas de bacterias y formas de vida más robustas que son más resistentes a los eventos tóxicos y que pueden manejar aguas residuales de mayor carga orgánica.

 

En Isla Chiquita, la calidad de agua tratada, después del proceso de desinfección, permite disponer de las misma por medio de Reuso de Tipo 1 por medio de un sistema de riego por goteo; este diseño, permite mantener los jardines circundantes y áreas verdes en todo el desarrollo sin impacto ambiental. Además, el sistema no requiere de un operador a tiempo completo; lo que hace que el mantenimiento sea bajo y tenga un consumo mínimo de energía. Entre las tecnologías secundarias o terciarias disponibles en el mercado, la combinación versátil de los tanques de plástico Bionest Technology e Infiltrator fue la solución ideal para este sitio remoto y ambientalmente sensible.

proceso de instalacion

La instalación se compone de dos sistemas independientes de 4,5 m3/día instalados en paralelo. Todas las aguas residuales producidas por las instalaciones (negras, grises y de alta carga orgánica, después de pasar por una trampa de grasa adecuada) son conducidas por tuberías de PVC a los dos tanques de sedimentación o sépticos. Los tanques están equipados con un filtro de efluentes a la salida. La separación de sólidos y líquidos se completa en el primer tanque, junto con el tratamiento biológico anaeróbico del efluente.

Después de los tanques de sedimentación, el efluente se conduce a los biorreactores equipados con el Medio BionestTM, difusores de burbujas finas y un sistema de recirculación para tratamiento terciario. Por último, el agua tratada pasa a través de una unidad de desinfección, antes de su uso en el sistema subterráneo de riego por goteo del complejo.

"Fue muy difícil diseñar un sistema de tratamiento de aguas residuales que cumpliera con todos los requisitos reglamentarios y las dificultades logísticas del proyecto Isla Chiquita", dice Eduardo Berrocal de Bionest Technologies Inc. "El sistema que finalmente instalamos proporciona la máxima protección del sensible medio ambiente de la isla y lo hace en armonía con el entorno y hermoso paisajismo ".

El complejo abrió sus puertas en la primavera de 2017 y el sistema de tratamiento de aguas residuales está funcionando bien sin contaminación visual, de ruido u olor que pueda afectar a los huéspedes.

Nota del autor: Allison Blodig es especialista en reglamentación de Infiltrator Water Technologies.

http://www.waterworld.com/articles/wwi/2017/09/glamping-up-wastewater-modular-solution-helps-costa-rica-resort.html

pdf

back